Al leer la obra Inquieta compañía, del escritor Carlos Fuentes, publicada en el 2004, y que consta de seis cuentos titulados: El amante del teatro, La gata de mi madre, La buena compañía, Calixta Brand, La bella durmiente, y Vlad, vemos que Fuentes tiene un modo particular de introducirnos al género fantástico, corriente literaria que contiene elementos que conllevan a la irrealidad de la vida, y que por lo mismo, se puede utilizar en diferentes aspectos, porque desde la antigüedad, lo fantástico tiene distintos modos de presentación.  Fuentes, en esta obra, maneja lo imaginario como “alarmante”, ya que hay inspiración de personajes mitológicos o probablemente de mitologías europeas.

En el cuento La gata de mi madre se criticará si el texto es bueno o malo y se evaluará el tema en el que está enfocado.

El tema principal es el desplazamiento, término psicológico que se observa en los personajes principales: Leticia Lizardi y Doña Emérita; la estructura del texto está en prosa. En cuanto a las voces narrativas se encuentran en primera, segunda y tercera persona.

Por otro lado, hay diálogos y el lenguaje entre los personajes es fluido. De otro modo, el autor narra la historia con cinco personajes: primero a Leticia Lizardi y a Doña Emérita como protagonistas y madre e hija respectivamente. En segundo lugar, a Estrellita como la gata y mascota de Leticia, y por último, vemos a Guadalupe como la sirvienta, y a Florencio Corona, siendo el pretendiente de Leticia. De otro modo, el lugar donde se lleva a cabo la historia es en la ciudad de México, en un barrio de Tepeyac que está cerca de la Basílica de Guadalupe.

Como se mencionó anteriormente, el desplazamiento se observa en las dos primeras mujeres, y de este modo, tienen despierto un mecanismo de defensa psicológico que se presenta de una manera muy específica, y consiste en ser objetos depositarios de las frustraciones que tienen, y en este caso son sus amarguras.

Se muestra, por un lado, el coraje que Doña Emérita sentía a causa del engaño que sufrió al casarse con un cura y no saber que lo era. Además de que idealizaba a Estrellita, ya que al parecer era una parte luminosa de sí misma ante el engaño que ya se dijo. Por otro, Leticia estaba frustrada porque no tenía un desarrollo humano normal, puesto que era una joven dejada.

De otro modo, Guadalupe representaba lo contrario, porque en ella, la mamá de Leticia descargaba su frustración en base a ofensas y humillaciones, pues siendo una señora de roce señoritil, cabía en ella dicho trato a la sirvienta.

Dentro de esto, es decir, el desplazamiento, se observan aspectos antropológicos, antropológicos religiosos e históricos de un pueblo conquistado. Desde mi punto de vista, me parece natural, porque así el ser humano muestra sus emociones de alguna forma  puede haber un reflejo de los acontecimientos del pasado de sus vidas que los lleven al presente, es decir, al momento que están viviendo en ese momento, esto si se ve en una perspectiva más profunda, es correcto y analizado de esta manera.

Este punto, evidentemente es bueno, porque así el lector se puede identificar con los personajes que manejan esto, pues es un elemento que sale simplemente como cualquier reacción de defensa hacia algo negativo que sienten.

De otro modo, en el cuento hay un fragmento muy pequeño en el que se observa una expresión del desplazamiento en base al pensamiento antropológico:

“¡Dios mío!, qué cabellera no sólo larga sino lustrosa, arraigada, invencible, negra y nutrida de chile, maíz y frijol”.

Los alimentos que aparecen aquí son los cereales de América. Esta descripción, por un lado, me parece adecuada, porque hace una alabanza poética a la cabellera, y es muestra de que Carlos Fuentes usa la poesía en sus obras literarias, por otro, no hay algo que me haya desagradado, lo digo por el lenguaje usado, pues en la descripción es muy clara, y la reacción antropológica muestra un asombro profundo que conlleva a la naturaleza y por eso Fuentes la ejemplifica con dichos alimentos típicos mexicanos.

De otro modo, el desplazamiento conecta con la expresión hacia una perspectiva diferente, pues mostrando de alguna manera la antropología, conlleva al tipo de mentalidad, así como a las emociones que subyacen en la lectura que muestra, en este caso, Leticia hacia Lupita, sin embargo, noto que también podría ser un reflejo del pensamiento por los alimentos primarios que usa.

Como conclusión, el texto analizado y el tema criticado sirvieron de referencia para conocer un poco más de la ciudad de México, ya que en el momento que se menciona el punto de la ambientación sirve para que el lector se entere y tenga conocimiento por la cultura que hay en dicho mugar: el barrio de Tepeyac.

De otro modo, lo importante del desplazamiento es ver cómo se desarrolla en la esencia de los personajes. Asimismo, la cita textual desarrollada nos da un toque de la cultura mexicana. Me parece que Fuentes, al meterlo en el relato, lo hace con esa intensión.

Por último, lo criticado estuvo correcto y de este modo, el texto es bueno, porque así se pudo ver con más detalle cómo ambos elementos, estando unidos, pueden llevar a un conocimiento mejor, tanto de la cultura, como de los personajes.